domingo, 29 de julio de 2007

XXV Carrera de San Lorenzo (Madrid).

29 de Julio de 2007.
10.600m - 51´55 (puesto 360).

Buen evento el disputado hoy en la Villa y Corte de Madrid; media cita cultural y cita y media deportiva (ya sea por su dureza, claro...). La mañana empezaba pronto en nuestros cuerpos, ya que después de asistir al majestuoso concierto de Coti en el Teatro Egaleo de anoche, donde al final llegamos a descansar sobre las 2´30... pués el sonido inconfundible de mi movil --ese sonido que tanto le gusta a Ino-- para ser despertado y machacarlo hasta no poder... llegaba sobre las 7 o´clock, había que levantarse...domingo... y levantarse a esas horas, ufff. Pero merecía la pena, era una carrera sin igual, correr por el todo Madrid de los Austrias, por todo el Madrid que un guiri vendría a ver, claro, sin pasarles por las obras, y sin las calles apestadas de coches y contaminación, así corriendo tiene mas gusto, y es digno de proclamar a los cuatro vientos... que bonito es Madrid.

Así que después de un desayuno corto, y más bien liquido, por temor a los calores previsibles, de que a pesar de disputarse a las 9h, iba a desarrollar un día despejado y con temperatura calida. Cogimos el tren hasta Atocha, y allí nos dejaba en las puertas del paraiso runnero, donde cerca o pasados 1000 runners, nos citabamos ante la historia... en todo un Barrio castizo, multirracial, cosmopolita, como es Lavapies, en toda una calle tipica de Barrio, donde todos los vecinos se conocen, donde mas parece un patio de amiguetes. Allí procediamos a recoger el chip, para que después de un calentamiento corto, bajarnos a la Ronda de Valencia, donde daría inicio a ésta batalla, justo al lado de la Estación de Autobuses Ruiz, tanta veces visitada, en años atras, por razones del corazón en su desplazamiento en busca de su amada y fiel compañera... (cuando me pongo sentimental, soy un crack...).

Antes de empezar, salud y suerte, con beso incluido (como siempre), y a buscar la belleza de ésta gran ciudad, llamada Madrid. Todo empezó con una bajadita direccion Embajadores, hasta llegar al primer paso por la Puerta de Toledo, gran emblema de la entrada a Madrid de siglos pasados; pero antes oigo a un personaje en las cercanias del conocido Rastro Madrileño, algo como: "con los grande que es la Casa Campo, porque no correis allí..." y me dije pues eso digo yo, porque no te vas tu a... Todo continuó con un ligero descenso, por la Ronda de Segovia, para llegar al punto mas bajo del recorrido, como es la calle Segovia, y ya desde allí vislumbrar lo que se avecinaba, a un lado ver en lo alto el Viaducto de la calle Segovia, con sus bellos arcos, y por otro ya en direccíon a la Estación del Norte, ver con unas vistas privilegiadas, el Campo del Moro, con su Palacio Real en todo lo Alto, y es que correr con éstas vistas, casí que te olvidas de lo primero... tocaba atacar la cuesta de San Vicente, el tramo mas durillo del recorrido, eran 3 tramos el primero leve, el segundo ya se empinaba más y el giro a derechas ya bordeando los Jardines de Sabatini... 50 metros de inclinación dura, para encarar el Palacio Real por su zona peatonal, y gozar la vista, durante un rato, para poco después girar a izquierda y ver el majestuoso Teatro Real, con la plaza de Oriente de por medio con sus bonitos jardines, un paso mas adelante y codearnos con la Catedral de la Almudena (creo que no es de las Arquitecturas mejores de la villa...), para bajar despúes de éstos minutos de gloria por la Calle Bailén a su paso por encima del Viaducto de la Calle Segovia, que anteriormente circulamos por la parte mas baja. Paro mi reloj en el km5. y veo 23´46min, me digo a mis adentros, "ya pasamos lo peor" y con buen tiempo... volvemos sobre la Puerta de Toledo, bordeandola, para coger la calle del mismo nombre, un repecho de aupa, las piernas lo notan, nos quedamos a puertas de la Colegiata de San Isidro, la vemos a lo lejos, bajamos por la calle de San Francisco, para darnos de bruces con la Iglesia de San Francisco el Grande, bonita donde las haya, para volver de nuevo por la calle Bailen, y coger la centrica calle Mayor, un repecho con todo el sol de cara, que se hizo un poco interminable hasta llegar a la Puerta del Sol, punto centrico de la peninsula, con su gran edificio central de la Real Casa de Correos, claro ántes pasamos por la Plaza ilustre de La Villa...Seguiamos disfrutando, marcaba los parciales de los kilometros, pero no hacia caso, yo a lo mío, y era visualizar lo que nunca había echo, claro, de la forma que iba recorriendo la ciudad, sin coches, con turistas madrugadores, con olor a Madrid a sus desayunos tipicos con las suculentas "porras", tipico en ésta ciudad, o en en éste pais.

Ya para acabar tocaba el trozo de descenso camino a meta, y era un paseo por la Calle Alcalá, y sobre todo por el paso por dos emblemas de Madrid, su Banco de España, edificio impresionante a un lado y al otro el Edificio de Correos, posiblemente el más bello a mi entender de la Capital, y en medio la fuente de La cibeles, tan agradecida últimamente por sus logros deportivos del Madrid, jejeje, que no se diga... ya por el Paseo del Prado, coincidimos con la fuente a Neptuno "..." para dejar a un lado el Museo del Prado y el Museo Thyssen, las 2 grandes pinacotecas y sus enormes colecciones..., ya en las cercanias a la llegada...km10. tiempo 48´22, bueno no éstaba mal para las dificultades, pero no hubiera querido menos... Y ya bordeando el gran y restaurado Museo Reina Sofia, enorme, fantastico, genial... entramos por el lateral, calle Argumosa, y vueltas con barrio llano de Lavapies, con su entrada a meta y el crono de 51´55, que analizando después, creo que fué un tiempazo bueno, posicion 360 de casi 1000, no estaba mal.

Ino, en plan mi camara y yo, recibió a su campeón a la llegada de éste gran esfuerzo, disputado un domingo de Julio en Madrid, con casí 26º a las 10 de la mañana, merecía la pena. Otra forma de conocer Madrid, jeje, lo recomiendo, correr por las centricas calles de Madrid sin coches, con todo para ti... es la leche. Así después de los liquidos enriquecedores mas la recuperacion de fuerzas... tocó tipico desayuno madrileño ya comentado, y un servidor con su mujer, se fueron a comer unas ricas porras con su desayuno calentito, y es que a pesar de todo... a quien no le gusta.

No hay comentarios: