sábado, 31 de octubre de 2009

II Media Maratón "Ruta del Romanico" - Siguenza (Guadalajara).


25 de Octubre de 2009.
Tenía ganas de disputar una Media Maratón en un ambiente de lo más rural, y cuando hacía el calendario previo al Maratón me encontré con ella. Sin duda alguna creo que es la carrera más singular, más bella, más bucólica, y sobre todo la más dura que haya disputado jamás…, en un entorno de paso de la X Ruta del Quijote y la Ruta Románica de ésta zona norteña alcarreña, como podéis ver, de historia se cargaba el ambiente festivo hacia ésta ya entrañable cita.

Sigüenza, "Ciudad del Doncel"; con toda la historia que tiene a sus espaldas, y que huele a cada tramo empedrado que uno va recorriendo por sus calles. Era el punto de partida y de llegada, luego tras un sinuoso recorrido por asfalto y caminos con fuertes desniveles, nos llevaría a las pedanias Seguntinas de Ures, Pozancos y la villa de Palazuelos; de historia se cargaba el ambiente, para los sufridos runners en la disputa de los 21km.

Mezclar deporte, afición y turismo es lo que todo corredor ansía, a la hora de afrontar citas como éstas; y sin duda alguna tenía ganas de que llegara éste día, y dejarnos caer por ésta comarca; y que con una obligada visita a ésta ilustre villa, daríamos pié a lo que también nos gusta, correr y mas correr…saborear esa mezcla era el objetivo.

El Sábado en su amanecer cogimos el tren dirección Sigüenza, no había tiempo que perder, en 1h30 estaríamos trotando por sus cuestas en ésta ciudad romana, y que después de alojarnos en la casa rural elegida, nos tiramos a la calle en busca de un recorrido breve pero intenso en todo su esplendor. Catedral, Castillo, plazas con sus arcos ilustres, puertas de entrada a la fortaleza por aquí y por allá, todas con sus santos o vírgenes colgadas en sus alturas, calzadas romanas, calles empedradas, casones, palacios señoriales… sin duda alguna no decepcionaba la ciudad (echaba la vista atrás, y recordaba la ciudad donde tuvo su enlace en plan campestre de un antiguo profesor de la infancia…) visto por cualquier punto de donde se mirase… la espectacularidad de su castillo hoy convertido en el singular Parador patrimonio nacional.

El recorrido concluía, en éste callejear… llegaba la hora de degustar sus manjares… tierras de setas por excelencia, carnes a la brasa, buenos postres… de momento probaríamos una cata de los singulares hongos, el cordero lo dejaríamos para después de la cita atlética.

Pronto nos recogíamos en la casa rural, aún teniendo el cambio de hora favorable, había que descansar bien, el dia siguiente sería “durillo”.

La cita comenzaba a las 10.30, por lo que con tiempo nos levantamos para recoger dorsal y encontrar el lugar de salida… bueno… costo encontrar, falta de previsión, falta de información… menos mal que salimos de allí con bastante tiempo, os puedo contar que antes de la disputa de los 21km… yo me calcé otros 5km mas o menos entre la búsqueda del lugar de salida, habiendo optado por ir al Pabellón de la ciudad… pero no era allí… cerca de 50min después nos recorrimos la villa a la inversa para posicionarnos en el lado opuesto… la salida se daba en la Plaza de Toros… un autentico desastre… ya no calenté, fui “calentito”… en fin… aún así hasta desayuné 20min antes, con un leve café… los frutos secos cayeron en el trayecto de llegada… Lleno de nervios llegada a la salida, maldiciendo mi mala cabeza, mi falta de… en fin dejémoslo.

Pronto vi en sus aledaños, el personal que iba a ejecutar la II edición de ésta media maratón, en los cerca de 120 corredores que la disputaríamos, se dejaban ver buenos o muy buenos corredores expertos por sus materiales en citas de lo mas montañeras.. bueno siempre quise correr una cita en las alturas… piedra de toque…a mitad de camino, tres “puertos de montañas” a subir y a descender, con desniveles de 80 o 90 metros, con fuertes rampas por caminos…

Bueno mi imaginación se iba por grandes altitudes, en definitiva para mi ésta sería mis “cotas” máximas para una carrera y sobre todo para 21km de “traca”. Deseoso después de los imprevistos de tomar la salida junto al breve pelotón, y unido a la carrera paralela de 6km. Una temperatura ideal para todo corredor, unos nublos en el cielo, daba que pensar… pero no llovería… breves estiramientos, el trote inicial me había dejado “calentito” como ya dije… por lo que…pistoletazo de salida a la hora anunciada de ésta novel carrera.

Ya de primeras nada mas empezar, ya había que subir desde la plaza de toros en cuesta para coger el paso elevado de la vía férrea, y continuar por asfalto hasta el km.3, y luego los caminos llamados zahorras, que es mezcla tierra presada dura de pista forestal; hasta allí el 3, constante subida, mis ritmos son a 5, y bien, pero con la cabeza encima de los hombros, de seguida fuerte bajada hasta e 6, matengo una buena media en esos kilometros, no llego a volcar en el descenso, y mientras pienso que éste "puerto" habrá que subirlo luego... caemos a una carretera comarcal, hasta el desvio dirección Ures, nos encaminamos a una zona de belleza extrema e su entorno paisajistico como una vez nos acercamos a éstas diminutas pedanías... Iglesia del siglo XIII en Ures, pura historia a nuestras pisadas y mensaje de bienvenida para todos los valientes, todo un detallazo.

Pasado Ures, cogemos las cadenas, y de nuevo ascenso fuerte, con cabeza vamos subiendo, matenemos una conversacion amena con varios corredores que vamos en paralelo durante algunos kilometros, cuesta, bajo el ritmo, sin duda alguna en el tramo final puede haceme mella... pasamos por otra joya del romanico, Pozancos, grupo de animadores nos reciben, con el entusiaso colectivo... de nuevo mensajes a la entrada y a la salida...tenemos agua para recibir...luego daba cosa tirar la botella, en pueblos asi de impolutos como la patena... en fin seguimos y nos acercamos al 10...no desespero, controlo en tiempo, aunque me he ido algo por encima de los 5 de media, objetivo soñado... paso el km10 en 51.32...bueno continuo en un buen descenso por los caminos de salida, direccion a Palazuelos a otro lado del horizonte, y con otra ligera subida, me quedo solo por momentos, aunque en la subida alcanzo a 3 corredores, mi ritmo me empieza a flaquear, no doy con la tecla, aunque no desespero.



Palazuelos, una joya amurallada, un encanto de pase por su villa, entramos por arcos y salimos por otros, sin duda alguna es una carrera especial, ya lo tenia claro, por tanto toca disfrutar desde el sufrimiento... es el km14 y poco a poco el tiempo se me distancia, leve descenso a su salida hasta e km16...

Km16...terrible desnivel en los próximos 2km, me remata, me deja sin fuerzas, tengo 2 paradas, de apenas 30s... no subo, me supera sus rampas... solo un agradecido voluntario de la carrera consigue arrancarme, por momentos el ritmo que me lleva lo llevo pero sufriendo... al verme que sigo dando zancadas... se deja caer en ayuda a otros corredores... el tramo final del 18, hago la 2 parada anunciada...no consigo arrancar... en fin, no desespero, aguanto el tipo como puedo... otra vez el voluntario me alcanza con 2 corredores, me vuelvo a enganchar, a duras penas... hasta que hacemos cumbre en el 18...uffffff, ya solo queda una suave bajada, pero las piernas van muy sacrificadas, aun así ya cogería un ritmo sobre 5.30, y camino de meta, el voluntario y otro corredor intentan tirar de mi, desisto y les digo que ya a éste ritmo voy mas o menos bien...
Veo Siguenza, su belleza desde la lejania, su parte vieja... cruzo las vias de tren por el paso superior y encaro la llegada con orgullo, de haber sobrevivido a ésta sin duda carrera mas dura y mas bella a partes iguales, quedan metros, el speaker ánima, la gente aplaude generosamente, y entro en meta, exhausto, con INO en mi frontal de llegada... ha sido un placer disputar ésta prueba... tiempo 1h52.58 (5.22).
Carrera humilde, con muy buenas intenciones para fomentar la zona, y lugar sin igual hasta hoy corrido por mi parte. Me llevo una grata satisfacción por ésta singular media maraton... Una ducha y visita al Resturante Medieval, donde nos dieron a Ino y a mi una "pataza" de Cordero y que visto el esfuerzo, se puede uno imaginar lo que quedó...

5 comentarios:

Joan Josep dijo...

Aunqué solo sea por disfrutar de Siguenza y su entorno, por no decir de esa pata de cordero del final, seguro que ya valió la pena todo en esfuerzo del recorrido rompepiernas que nos cuentas. En estos casos los tiempos pierden su valor, pero aun así, el tuyo está fenomenal.

Ya queda menos para el gran día.

Un saludo.

mayayo dijo...

"siempre quise correr una cita en las alturas..." pues si que vas por buen camino, javier. un poco mas rural cada vez, un poco mas desnivelado. Y aprovechando el finde para disfrtuar la zona. se puede pedir mas?

Ahora, a cumplir como un leon con el reto pendiente. Y seguro que luego en 2010 te vemos correteando con dorsal por el monte monte ;-)

Canillas dijo...

Excelente crónica de una gran carrera. Para el año que viene me la apunto (aunque sólo sea por el cordero de después).

Hacer turismo, correr y después reponer lo que has gastado es de lo mejor que hay.

Un saludo,
Pedro

Quique dijo...

Hola Javier, que bonita carrera, debe ser un gustazo correr con solo 120 participantes.

Sólo viendo el perfil te cansas, buf...

Un saludo
Quique

Javier HG. dijo...

La verdad, es que éste tipo de pruebas nunca se sabe bien, si es beneficioso o no...espero que a la larga las piernas se endurezcan y se fortalezcan cara al llano.

Saludos JOAN, SERGIO, CANILLAS (no se quien eres, asi que presentate para otra....) y QUIQUE.