lunes, 11 de mayo de 2009

XXXII Maratón Popular de Madrid.


[ Lo que aquí describo y relato, son pensamientos de un Corredor Popular, que sea el resultado final, siempre soñará con correr y terminar una Maratón ]

26 abril de 2009.
Clasificación.
Album.



Que pronto pasa el tiempo… justo hace 1 año, quería hacer realidad, quería dar relieve, a algo que siempre tuve en la cabeza, terminar un Maratón. Esto es… y ya he cumplido mi tercer Maratón. El que alguna vez lo ha disputado y terminado ha podido caer en la satisfacción que es ese momento al cruzar la línea de meta. El momento deseado y soñado que durante meses se ha ido completando con sus entrenos.

La maratón de la vida.

Correr un Maratón en cierto modo nos lleva a un paralelismo con la vida, la euforia, la alegría, los nervios de inicio equivale a la persona que va creciendo hacia la adolescencia, se ve alegre, la cabeza la tiene en esos momentos de frescura por una vida por descubrir, en unos kilómetros de rodaje hacia la madurez. Llegada ésta, uno revela que habiendo echo los deberes y cogiendo el grado de responsabilidad que se va adquiriendo año a año, km a km, llega el momento de pensar que camino tomar, que ritmo constante quiere hacer llevar a sus piernas. La encrucijada ésta en puerto, el cuerpo va desgastado, va perdiendo esa fuerza, esa energía y ésa alegría que llevaba en los primeros kilómetros; aún así, la resistencia humana es fuerte, el cuerpo no se rinde, se ha acostumbrado y se ha mentalizado que esto llega, que cuenta con ello, las primeras piedras en el camino llegan y hay que saberlas afrontar.

El afrontar los problemas venideros, nos hace mas fuerte para los siguientes kms, años. El saber dar solución a ésos problemas que vamos encontrando nos hará sin duda mas persona, mas y mejor corredor, siempre desde la modestia mas noble y sabiendo que nuestra cabeza realiza los actos acorde con nuestros objetivos en la misma, en la vida. La unión de entre la mente y el cuerpo o los actos reflejos sirven para encaminar el destino final, ese último gran valor que aporta el cuerpo humano, que va desde la constancia del sacrificio, un ligero toque de orgullo, y el consabido grado de sufrimiento que todos llevamos dentro, el espejo que da al ser humano en el transcurso de su rodaje a la edad adulta. 42 km´s de lucha por la supervivencia dentro del reto que uno ya se planteo meses atrás, consciente de lo que uno planeaba realizar, lograr unos conocimientos nos hará mas y mejor persona en un futuro. La llegada de ésos 195m…, el tramo final, el paseo triunfal … es el nexo de sentimientos, de emociones…el cuerpo, la mente se queda con la parte mas satisfactoria, uno llega a meta con la sensación de haber cumplido con lo prometido, de terminar ese objetivo, ese examen, ese buen trabajo realizado. Son momentos de dar un breve recorrido por todo lo sufrido y que sin duda queda atrás, un breve olvido nos lleva, nos trasporta hacia un ego conseguido a fuerza de kms, de años.

Días previos.

Son días de últimos entrenos, breves recorridos donde ya no son las piernas las que hay que preparar, ahora toca la mente encarada al maratón. Miércoles tarde, última salida, el trabajo terminado; son momentos de concentración hacia el objetivo y sobre todo momentos de estudio del recorrido, a pesar de el ritmo conservador en la primera parte de la misma, no quiero aventuras. El jueves acudo a darme un masaje descarga, lo necesito, cada milímetro de cada músculo tiene que estar ya relajado para afrontar la carrera de fondo mas mítica. Voy a ver a Jaime Navarrete, experto Masajista y gran Atleta, del Club Atletismo Leganés. por la tarde acudimos a la feria, no aguanto mas quiero tener listo todo para no llegar mas estresado en las últimas horas. Ino y yo nos presentamos en el Pabellón de la Pipa, recogemos la bolsa de corredor, y visualizamos todo lo vendible relacionado al mundo running , la feria no ésta mal, pero bueno… Nos encontramos a Daniel Casaus, debutante y vecino, seguidamente coincidimos por el stand de Diadora con Jose Manuel “Torcas” y Jorge Pleite, intercambiamos unas ultimas y previas impresiones cara al Domingo, nos presenta a Antonio Gallardo, un atleta consagrado en el Mapoma, entrenador del grupo UC3Marathon.

Pre-maratón.

Sábado 25, he intentado descansar al máximo, estamos en puertas… voy dejando preparado y listo todo el vestuario, cremas, etc.. acudimos Ino y yo a la feria de la Pasta, no la conocía, el año pasado me quede concentrado en casa el dia previo. Una riada de personas acuden a ésta concentración premaratoniana; pasta, fruta, agua….y alguna cerveza. Breve paseo por la Casa de Campo y vuelta a concentrarse ya pronto en casa, programando todo para la madrugada siguiente.

26abr09, Maratón de Madrid.

5.30am, me despierto como tenía programado para comenzar éste gran día. Ha sido una noche muy intranquila, es cierto, han sido una horas de nervios, de intranquilidad, de responsabilidad sobre lo que iba a acaecer horas posteriores. Aunque mi idea hubiera sido acostarme sobre las 22h, al estar muy despejado decido esperar, y ya sobre las 12h y después de una ducha relajante, decido intentar coger ese sueño soñador… pero ya la tensión del evento me venía encima, pensamientos sobre la misma no me dejaba coger el ansiado descanso; como ya es bien sabido cojo el remedio más radical, me levanto y como ya se encargo de recordármelo Joan, decido levantarme y…me meto una cerve pal´cuerpo, total es otra forma de relajar el cuerpo y aparte es un hidratante mas; vuelvo a la cama, no surge mucho efecto… las 5.30am suenan en el despertador, aún así me siento bien, descansado.

Me preparo un desayuno consistente, café con leche, cereales, yogurt, plátano, dátiles y pasas. Ya con el estomago agradecido, y con el despertar de mi querida Ino de fondo, empiezo con la ceremonia para vestirme, para echarme las cremas, vaselina, tiritas… son momentos previos donde es cierto que por momentos no piensas en lo que vas a afrontar. Una vez vestido y cumplimentado la mochila, espero a que la co-maratoniana termine su buen desayuno, yo concluyo antes de salir con una dosis de café; es cuestión de mantener el cuerpo ya excitado para lo que se le viene encima.

7.15am, cogemos metro y tren con destino el Pº Recoletos, hemos quedado en la puerta del Banco España con Jose Manuel “torcas” y Jorge Pleite del UC3Marathón y parte de sus integrantes y conocidos, también hemos quedado con el Pozorrubiero de Jose Carlos, debutante en la distancia, con el llega Jose Enrique, sus falta de entrenos y algunas molestias, le ha llevado a ver los toros detrás de la barrera, con el consabido sufrimiento del que observa todo lo que ocurre y no se siente participe del reto maratoniano. Una vez allí nos reunimos y intercambiamos nervios, tensiones y “risas flojas”; bueno es momento de concentrarse ya en el inicio de la prueba. Tengo ganas de soltar amarras, ganas de coger las calles de Madrid y disfrutar haciendo lo que me apetece. De momento a la climatología la tengo conmigo, sobre 10º, y un cielo amenazante, por la parte Norte de la capital, una batalla ganada. Es la hora 8.30am, foto de rigor con el grupo, en nuestras caras se nota la necesidad de que empiece ya!! Es momento de despedidas con Ino y Enrique, camino de el Pº de Recoletos, pienso…el beso tradicional previo a Ino a sucedido?... por momentos me bloqueo, bueno mi despiste es tan monumental que me olvido a Jose Carlos perdido en la maraña de corredores, me da rabia ser a veces tan distraído, estoy seguro de su buen maratón… La tensión, los nervios se plasman en las mas de 10000 caras de apasionados corredores, ya no hay marcha atrás, la culminación de tantos meses preparando lo que iba a suceder estaba a punto de comenzar. Últimos estiramientos, últimos retoques en la indumentaria de cada uno, todo preparado para que no haya ningún problema en éstos primeros kilómetros de transición, de euforia contenida.

Se acerca la hora, mi reloj marca 8.55am, nos damos los últimos alientos de suerte, entre Jose Manuel, Jorge y yo. El olor a reflex te deja del todo ubicado en pleno pelotón. Habíamos acordado salir y disputar juntos Jorge Pleite y yo, al buscar mismos o parecidos objetivos, por lo que siempre es favorecedor, tener una marca pareja a la tuya, para ese control de los tiempos, Jose Manuel apunta a una gran rebaja en sus objetivos, parte por delante en compañía de amigos suyos.

9.00am, después de la exhibición de paracaidistas, pistoletazo de salida entre amenazas climatologicas; partimos hacia ella, hacia lo que no tiene escapatoria, la lluvia va a llegar, el cielo encapotado grisáceo, es cierto la ciudad ésta bella con éste tono en el ambiente chocando con los edificios altos del Pº Castellana. Son momentos de entre el gentío de valientes, coger posiciones, calentar y marcar un ritmo suave en ésta parte inicial con ligera subida hasta el km.5; de nuevo como siempre cuando corro en la Capital, me hace tener una satisfacción el poder ocupar terreno de los atascos eternos para el resto del año en una gran ciudad como es Madrid.

Pº Castellana hasta el 3, bordeamos por Padre Damian el templo madridista, el Santiago Bernabeu; subimos éste tramo con comodidad, no hay prisas aparte Jorge me marca con su Garmin, que vamos muy parejo a su simulador. Son kms de charla, de euforia contenida, de alegría, el grupo se mueve tal serpiente multicolor aún muy conjunta, las caras son el espejo del alma, pienso el porque de la gente al llamarnos “locos”, no se dan cuenta que es algo que queremos, que nadie nos obliga, que vivimos en pleno sufrimiento como pez en el agua, y que como un deporte como el running, sufrido por excelencia en cada cuerpo, en cada cm de músculo, siendo solitario con un mismo, puede llegar a ser tan unido como cuando vas en grupo.
Bueno la marcha continua, pasamos la Plaza Castilla, primer avituallamiento liquido, pequeños sorbos y continua la marcha, momento bello, es ver el cielo de Madrid, encerrando las nuevas torres del “otro cielo” urbanístico. Primer parcial km5. 28.14, ritmo inicial donde marcará el ritmo crucero de los próximos km´s, en la parte dirección sur de la ciudad. El agua cae sobre nuestras cabezas con algún que otro granizo en ésta primera parte. Jorge y yo seguimos intercambiando impresiones, ambos vamos satisfechos con el ritmo marcado, vamos cómodos, sobre el km7 o 8, dejamos caer sobre el asfalto el liquido elemento sobrante de nuestro organismo, Principe de Vergara, algún que otro tobogán nos pone en aviso sobre nuestras piernas, km10. pasamos en 57.38 (29.24), hemos bajado un poco el ritmo pero aún así vamos en objetivo. Leve descenso para cruzar por el Puente de Raimundo Fdez. Villaverde, vemos en ese angulo visual como la caravana se estira, es increíble cuanto “loco” que dicen… llegamos ya a la altura de Cuatro Caminos, montones de gentes animando, esto sería ya una constante en casi el resto del recorrido camino del Retiro, fin de carrera.

Observo una camiseta de Rayito a lo lejos, jeje, la madre de Hita, gran aficionada al club vallecano; no puedo saludarla. Santa Engracia, Islas Filipinas, se pasa con ligero descenso en la altimetria, Guzman el Bueno, calle algo estrecha pero ya a éstas alturas el pelotón ya se ha estirado y se circula bien. Anécdota singular de éste público entregado, veo a un par de mujeres, con una bandeja de rosquillas o algo parecido ofreciendo a los campeones anónimos, no hay tiempo de pararse (de buena gana hubiera desayunado de nuevo, mojando éstos ricos dulces en otro cafetito…). En una conversación aún fluida con Jorge, vamos cogiendo fuerza con el avituallamiento retirado de una amiga de Jorge, plátano, naranja, todo es bueno para mantener a flote éste cuerpo, que tarde o temprano irá en declive… km15. 28.50, al del simulador como diría Jorge, a “Paco” le llevamos por detrás, el ritmo es constante sin altibajos, nos conviene.

Ya por la calle Alberto Aguilera, vemos un sol reluciente a lo alto de ésta ciudad, aún así la temperatura genial, seguimos fresquitos y mas con el agua caída encima, y que tarde o temprano se secaría, por lo que siempre se teme es por las zapatillas y las posibles ampollas, pero voy embadurnado bajo mis calcetines largos en la parte de los pies, no temo. C/ Hortaleza, estrecha, larga, ramal camino de la Gran Vía, es sublime verla llena de runners, un domingo por la mañana. Con sus cines, sus teatros, su bellos edificios, y con sus gentes apostadas en las aceras, inclusos en las terrazas, todos son ojos para éste grupo ilusionado.

Descendemos por la comercial calle de Preciados. impresionante ambiente, para poco después cruzar la Puerta del Sol, centro kilométrico de ésta país aún llamado España, y que aun y lo que durará sigue en obras sempiternas. Encaramos la calle Mayor, y ya la piel de cada uno se convierte en algo mas… emociona cruzar con tantas gentes animando a miles de anónimas personas, aquí he quedado con Ino y Enrique, para un avituallamiento en forma de dátiles, pero no lo necesito aun no consumí mi inicial “dosis”, por lo que avanzamos por la calle Mayor, en pleno Madrid de los Austrias, y plantarnos en la Catedral de la Almudena y el Bello Palacio Real, aquí el ambiente se mezcla con los eternos visitantes a la ciudad. A jorge le comentó donde casí dejo los “piños” el año pasado, las piernas funcionan, marchan cómodas, para poco después afrontar una parte de subida, y que podría hacer algo de mella en las piernas, prueba de fuego para afrontar los siguientes km´s pasada la Media Maratón; calle Bailen y Ferraz, ligera subida, al paso del km.19, segunda parada “técnica” y última; avanzamos hacia la media con ritmos parecidos, solo ésta parada hace subir algo el crono, paso por el km.20 en 1h56.35 (30.07 estos últimos 5), ha subido un poco el objetivo de pasar la media en mas o menos por debajo de las 2h; habrá que recuperar luego en el tramo de la Casa de Campo.

Media Maratón, tiempo 2h03.19; algo elevado el tiempo, pero las sensaciones siguen intactas, muchos kilómetros por delante y muchos tramos para recortar. Pasado Pintor Rosales, descendemos con cautela Pº Camoens, parque del Oeste y coger la altura del Puente de los Franceses, y encarar la larguisima Avda. Valladolid, En la bajada Jorge, se hace consciente de no acelerar la marcha, marcándome que ya en la Avda. Valladolid cogería mi paso… Momento que ya volviendo la cabeza buscando el perfil de Jorge, considero que le he perdido por momentos, son unos metros de dudas y de que hacer… decido tirar, seguro que va bien, y que no quiere forzar la máquina en un posible desgaste muscular.

Me intento marcar un ritmo algo mas alegre, la verdad es que me encuentro fenomenal y que unido a la enorme animación uno se hace mas grande, se crece; intento que el ritmo aumente progresivamente, km a km. Principe Pio, impresiona su jadeante ambiente, por momentos se me sube la adrenalina, giro a la izquierda para meternos en el pulmón madrileño, la Casa de Campo, km25. parcial de 29.00, no queda tiempo de echar cuentas, hay que marchar mas rápido; una vez en la Casa de Campo, mi ritmo por momentos crece, a la par de los corredores que voy dejando atrás, voy recuperando bien, el cuerpo bien, la mente bien, los músculos geniales, empiezo con mi “dosis” de dátiles que también me vinieron en el pasado Maratón de Donosti, gran dosis de azucares necesarias para la marcha del sufrido músculo.

Me trae la zona de la casa de Campo, amargos recuerdos noveles de mi primer maratón, comparo y… ni pizca, voy entero, recuerdo donde paré a estirar mis sufridos isquios, veo a las auxiliares con reflex y vaselinas, nada éste año no necesito, me sorprendo de cómo voy. Si bien es cierto que lo esperaba, tenía que esperarlo este año he sido mas consecuente con el objetivo y con los entrenos. El paso por la Casa de Campo, la disfruto, la vivo, sigo adelantando, sigo avanzando en mi marcha son kilómetros de incluso a 5.25, para terminar en el km.30 en 2h53.11 (parcial 56.36 en éstos últimos 10), estoy apunto de encontrarme con Ino al paso idéntico del 31 que ya el año pasado incluyo la subida sufrida del Metro de Lago en compañía, y que éste año de nuevo corre a la par pero la dejo, voy fuerte, me pasa el avituallamiento solido, que tan bien me está viniendo, voy sorprendido.

Son kilómetros de un ritmo muy bueno para lo que pretendía a ésas alturas, son mis mejores km´s, nota a destacar es que el famoso muro del 32, es en bajada por Avda. Portugal, camino de la Ermita del Santo, son momentos ilusionantes, veo el objetivo muy cerca y echando cuentas mentales, se puede [ YES, I CAN ] , parcial del km.35 en 26.55 (media 5.23), pequeño repecho por la calle Segovia hasta llegar al tramo del Pº Imperial, 2 kms algo engañosos por su ligero desnivel, pero continuo con éste ritmo bueno que llevo ya hace desde que entre en la Casa de Campo, sigo comiendo dátiles, el ambiente se va cargando, los ánimos agitados del numero público nos hace “volar” en entusiasmo, recuerdo la zona donde el pasado mapoma tuve que parar aligerar mi organismo, (que mal lo pasé…), vamos llegando por la amplia calle al cruce con el Pº de la Acacias, es el 37; un pequeño giro, nos hace desde la lejanía vislumbrar la Glorieta de Atocha; Javi lo tienes en tu mano, me digo; voy feliz, disfruto, lo vivo, el ambiente es participe de todo lo relatado, muscularmente continuo sin molestias, quedan 5 kilómetros, me hago un calculo que serían 5kms en el parque mis entrenos… nada no queda nada, el objetivo sub4h está presente y continúa en el aire, aunque mis buenas sensaciones, lo deje en un segundo plano. Pº Acacias, Embajadores, Ronda de Valencia, continua con ligero ascenso pero después lo pasado, esto es “pan´comío”.

Una chica me ofrece una botella entera de litro de Aquarius, hasta en esto ya vamos sobrado… me echo un trago, y bueno… equivoco el lugar de deposito del mismo, me “chorreo” todo el ojo, -vaya torpe-, no veo nada, en fin…atino con otro sorbo, y le dejo la botella a una chica para que se la dé a otro “maratonista” como dirían nuestros amigos en Argentina. Zancada tras zancada resulta que entre el mucho publico estoy en Atocha, habiendo pasado por el majestuoso Museo Reina Sofia, amplitud para el corredor en ésta zona de Atocha, voy pensando en esa súbida corta pero que te puede dejar tieso, aunque tenga las sensaciones perfectas, es la Calle Alfonso XII, son 200m de ascenso, para encarar los últimos 2kms.

Paso, aguanto e incluso voy mas fuerte que mis “rivales”, sigo progresando, veo a lo lejos la Puerta de Alcalá, bella de día. Para entonces ya es una fiesta todo, las proximidades al parque de El Retiro; cuentas rápidas, ufff.. por ahí va a estar, en fín ya ni me preocupo, se que éste va a ser mi mejor Maratón, no cabe duda. giramos por el otro lado pasado la Puerta de Alcalá y en unos metros entramos en plan triunfal por la puerta de El Retiro, oigo un Javiiii… sería Enrique con Ino, han llegado algo mas tarde al punto de encuentro, y les ha pillado en la puerta; ya para entonces el trotar aumenta, por la inercía y las emociones del público asistente, acelero, intento apurar las ya insignificantes sub4h, últimas cuentas que me hago, para los últimos 195m; oigo al Speaker, narrando el tiempo…”ánimo valientes, llegamos a las 4h, enhorabuena”, jooo va hacer por poco, ya levanto las manos, me quito la gorra, doy a gracias por haber realizado éste sueño, y por disfrutar tanto, cruzo la meta en 4h00´24 (5.42). Satisfecho, emocionado, alucinado, en una nube continúo unos metros, analizo en un flash todo lo ocurrido, y joder el que ha corrido un Maratón sabe de lo que hablo. Tantos entrenos, tan sufridos por momentos, con lluvia, con frio, con ganas o sin ganas, nervios, estados de ánimo tan variables, ufff. todo para que disputes la distancia de los 42km, y encima lo hagas como creías, que disfrutes, que retengan en la retina todos los gestos acaecidos en la misma, ver ese público de Madrid entregado, y sobre todo acabar entero… que mas se puede pedir, joder.

Siendo un novel maratoniano, creo que éste Maratón va a marcar los siguientes retos, sin duda alguna siempre abrá un antes y un despues de éste Maratón; es cierto que no hay que faltar el respecto a la carrera tan larga, pero en mi caso dijeramos que le cogido confianza plena para los sucesivos, y que siempre que la forma física aguante y resista, el organismo ya va a conocer el viajar por ésta mítica distancia.

Poco después acudimos a un encuentro con Hita, Barney, Espirulina, Pablo, grandes maratonianos, para intercambiar impresiones sobre el sueño de todo corredor, participar y terminar en un Maratón.

“La vida…se vive corriendo.”
disfrutala...

12 comentarios:

Quique dijo...

Impresionante entrada Javier, enhorabuena por esa pedazo de maratón, seguro que te ha hecho mejor persona y mejor corredor.

Ahora vendrán más y seguro que nos vemos en alguna...

Es un buen simil comparar el maratón con la vida misma...hay muchos libros que cuentan esto...

Un saludo y a por la siguiente crack
Quique

Javier HG. dijo...

gracias QUIQUE, me pillastes montando la entrada al "blog", gracias por estar pendiente de mi "retraso" blogueguil. Espero conocerte volando por éstas carreras madrileñas.
Un saludo.

Jaime N@v dijo...

Hola Javier, genial tu crónica... me has hecho vivir otra vez el Maratón. Esta claro que el correr forma parte de nuestra vida cotidiana. Felicidades nuevamente por el buen Maratón realizado. Bueno, espero verte en Cuenca.
Un abrazo.

manuel binoy dijo...

Acojonante, completísima y literaria crónica de una maratón. Escrita como madan los cánones del buen gusto. Gráfica, muy visual. Felicidades por el tiempo conseguido. Saludos. Nos leemos.

manuel binoy dijo...

Acojonante, completísima y literaria crónica de una maratón. Escrita como madan los cánones del buen gusto. Gráfica, muy visual. Felicidades por el tiempo conseguido. Saludos. Nos leemos.

manuel binoy dijo...

Acojonante, completísima y literaria crónica de una maratón. Escrita como madan los cánones del buen gusto. Gráfica, muy visual. Felicidades por el tiempo conseguido. Saludos. Nos leemos.

Grimo runner dijo...

Enhorabuena por esa maratón, y estoy contigo en que marcará un antes y un después, fantástica crónica. Un abrazo.

Charly dijo...

No hay muros para ti, eh? Muy bien, has acabado con un buen tiempo, y lo que es mejor, con buenas sensaciones para el futuro. enhorabuena campeón!

nos vemos en la salida de algun otro maraton, prometido! un abrazo.

mayayo dijo...

enhorabuena de nuevo por ese maraton superado, y por todas esas sensaciones disfrutadas/padecidas.

como dices, a partir de ahora el navegar por esas largas travesías quizás se vaya integrando en tu forma de ver pasar cada año :-)

torcas dijo...

No había tenido tiempo de leerme tu crónica entera hasta hoy. Ya te di la enhorabuena por la carrera, y hoy toca por la crónica. UN abrazo, campeón.

Jose

Jordan dijo...

Enhorabuena Javier,buena cronica y mejor maratón,haciendo la segunda media mas rapida que la primera,cosa impensable en Madrid,esa sensación de pasar gente en los ultimos kms te da alas.

Saludos

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

Qué bueno, tú viste a mi madre y yo vi a Ino en la Casa de Campo, jeje. La verdad es que nos salió un maratón buenísimo, sólo tengo buenos recuerdos. La foto del final está guay, fue un placer compartir contigo esos momentos pos-maratón.

Un abrazo, nos vemos pronto por alguna otra carrerita!!