domingo, 27 de abril de 2008

XXXI Maratón de Madrid.



No quisiera empezar a contar lo que puede ser el debut alegre, ilusionado, emocionado, de un corredor popular mas, sin tener en el recuerdo a una joven corredora popular que por las desgracias del destino, nos ha dejado mas tristes a todos, a todos los que disfrutamos con lo que hacemos. NAJAT TIJANI murió en plena carrera, murió haciendo lo que mas le gustaba, mi mas sentido pésame a su familia. Ante ésta amarga noticia del pasado Maratón de Madrid, he aquí un homenaje muy sentido para tí NAJAT.

El sueño.


Este es el relato de mi debut en Maratón, de mi ansiado debut. Lo que acontinuación describo, son situaciones, recuerdos, emociones, momentos buenos, enormes sufrimientos...en definitiva un momento único en la corta vida deportiva de un ilusionado y soñador atleta popular.

La idea de correr una distancia tan mítica, como es el Maratón (42195m), me viene desde hace ya muchos años; siendo adolescente, yo que era de practicar futbol a todas horas, cursando FP, me apunté en los clásicos juegos escolares de mi Instituto a la prueba de 800m, en las recien entonces estrenadas pistas de la Instalación Europa en Leganés, con una sorpresa grandiosa, ya que vencí en las 2 series con suficiencia, por lo que logré mi gran logro juvenil, conseguí colgarme una medalla, que guardo con cariño y gran recuerdo (hoy tiene mas valor).

Eran tiempos de practicar innumerables deportes en esa feliz adolescencia, pero el atletismo siempre estaba ahí, recuerdo los grandes mitines que podía ver por la tele. Zurich , Roma, Goterborg, Helsinki, Berlin, alguno en el Estadio Vallehermoso (actualmente en reforma) de Madrid, y sobre todo las pruebas de los Juegos Olimpicos, siempre el deporte rey, sin duda alguna. Tiempos de salir a correr con mi hermano Vicente, dando la vuelta al Polígono de Butarque (sobre 6km)... en definitiva siempre estaba el sueño por llegar.

Pero fue hace ya 2 años cuando me decidí por intentar el asalto, ya de verdad, entrenos y mas entrenos, iba avanzando en mis propósitos, primeros entrenos cortos, luego llegó mi primer 10000m, que fue en Gefafe 2006, luego llegó la primera Media en La Latina del 2007, iba decidido a una preparación acorde con mis metas. Mas entrenos, mas ilusiones, cada vez iba mas rápido aunque era consciente de que en el Maratón no iba a ser lo mismo, pero la base estaba en proceso.

Antes de empezar con mi narración, quiero dar Gracias por los ánimos recibidos desde ésta ventanilla virtual de todos los compañeros blogueros, que compartimos una afición común como es correr; gracias a los grandes amigos que tengo y que por un momento han pensado en éste estreno personal valorando el esfuerzo que conlleva y dándome enormes muestras de cariño; gracias a los mios, a esa familia que te quiere y te aconseja; en especial a mi Padre, que ha estado un poco “jodiillo”, a mi Madre, por que madres no hay mas que una y además te mima, a mis hermanos que han estado pendiente de éste nuevo corredor popular... Pero sobre todo dar gracias a mi querida mujer, Ino, por ser parte activa de ésta aventura llamada Maratón y que seguidamente paso a relatar con mucha emoción.

Meses previos.

4 meses antes.- Continuo con los entrenos, pero ya con unos kilómetros destinados a la preparación directa al Maratón. Empiezo a tener unas sensaciones encontradas. Feliz por la meta y Nervioso por lo que supone. Hago un Calendario de Carreras hasta la llegada del día D. Paso con apúros los entrenos en pleno invierno madrileño.

2 meses antes.- Pasadas las medias de Getafe y La Latina, y las cortas de Trofeo Paris y las II Leguas de la Chopera, me propongo a dar un golpe de calidad y de dureza en mis entrenos, pasando por la Medía de Fuenlabrada con bastante calor en una prueba exigente, y la gran Media de Segovia, dura dura y sufrida. El horizonte se vislumbra cada vez mas cerca. Se palpa.

1 mes antes.- Ya solo falta la disputa de la media de Madrid y una escogida a última hora en Tarancón de 10km. Me faltan tiradas largas de algo mas de 2h en mis entrenos, voy dejando para las últimas 2 semanas.

1 semana antes.- Ya no puedo mas, quiero que llegue ya, estoy impaciente, deseoso, no aguanto, los nervios ya estan encima de la mesa, mi mujer va notando que mis pulsaciones van cogiendo cuerpo en algunos momentos, solo hablo del próximo Domingo, sueño, pienso, estudio el recorrido, la táctica conservadora a llevar. Y... no realizo ningún entreno largo, clave en el desarrollo de la cita.

1 dia antes.- jornada de reflexión, jornada de tranquilidad, de descanso, de dormir bien... el trabajo debería estar echo, mi confianza está en la fuerza mental, la física reconozco que tuvo que ser mas amplia en kms. mas jornadas de entrenos, mas entrenos largos... Evito de ésta forma indirecta el ir a codearme con mis compañeros maratonianos que me hubiera gustado, en la conocida Pasta Party, en éste debut. Dejo todo preparado en una habitación, todo colocado, siempre repasando que no falte nada, voy y vengo y sigo pensando que no quede nada por olvidar, camiseta y pantalón, calcetines largos, dorsal, zapatillas, cremas...me voy a dormir con mi sueño.

Mañana (27 A) del Maratón.

6h. Suena el despertador, hay que desayunar con tiempo, y lo importante de todo es hacer todo sin prisas, el desayuno es el habitual, cafetito, platano, frutos secos, aquarius...Me pongo el chándal, y Ino y yo nos vamos a la estacion de Leganés Central, donde habiamos quedado con el vecino Jose para coger el tren camino de Recoletos.

8h. Después de oir consejos de Jose (debutó el año pasado), vamos encontrándonos con gente anónima feliz y contenta, debutantes, expertos... hasta que llegamos al Paseo Recoletos, lugar de salida. Salimos los 3 a la “pista de despegue”, vacia, por momentos.

Empiezo la ceremonia, crema por aquí y vaselina por allá, la temperatura es buena, fresquita, ilusionado para que fuera así en todo el recorrido, 17º. Vemos a Diego, y ya los 3 empezamos con los estiramientos, sin olvidar la parada al baño, entre tanta gente con idénticas necesidades...

MI concentración se hace nerviosa..., nos encontramos al Morea, con 2 amiguetes, veo a algún componente del Grupo U3Marathon, el equipo de Jose Manuel, que no conozco. Imagino que todos mis conocidos blogueros, estaran por allí, todos.

Empieza el espectáculo.

9h. Mis sensaciones son increíbles, no puedo describir lo que siento, me siento en una nube, uffff. Bendito sueño, la ilusión de una vida... miro para todos lados, mientras hago el rito previo a la salida...me coloco bien el pantalón, la camiseta, me ato bien los cordones, empiezo a botar, últimos estiramientos...Jose, Diego y yo, nos cogemos de la mano y nos deseamos suerte, me dejo llevar por la emoción con mi talante frio. Miro para un lado miro para el otro, miro al cielo, miro atrás donde dejo a mi querido Ino, me emociono... Empezamos a trotar por la Castellana, todo un lujo, estos primeros kms, son de calentamiento. Me voy creyendo que soy uno mas de ésta aventura, me voy creyendo ilusionado, como cualquier corredor, que la numerosa gente te aplaude a ti, que empieza a llevarte en voladas, me creo un corredor afortunado por disfrutar de ésta actividad deportiva con tanta expectación.

Son momentos de acoplarse a la carrera, es mi debut, voy a disfrutar, quiero tener los ojos de par en par, muy abiertos, memorizar todo lo que sucede a mi alrededor, el ritmo es similar a mis salidas con Ino, por los parques de Leganés, sobre 5.40, pero me da igual, hoy solo hoy, no tengo prisas, quiero llegar pero quiero disfrutar. Según trascurre la carrera la gente parece que se despereza de sus desayunos, y salen a la calle, mucha gente, muchísima gente, cada vez mas, grandes avenidas madrileñas, con personas amontonándose a los lados, gente anónima gritando...

Paso por el km10 en 56.05, Jose definitivamente se marcha, está muy motivado, continuo con Diego con algunas molestias inesperadas...mi cuerpo va estupendo, voy flotando, me noto muy fresco. Ya en el paso de Cuatro caminos y Bravo Murillo, la gente va a mucho mas, es parte de leve bajada hasta que llegamos a Alberto Aguilera, la temperatura es estable, mis sensaciones siguen intactas, y es allí cuando llegamos a un momento clave en emociones, ir por todo Fuencarral (es allí donde cojo un poco de reflex para una leve molestia en el lado derecho, remite de seguida, Diego para a estirar y a echarse tambien el spray milagroso), para salir a la grandiosa Gran Vía, es ahí donde oigo a un “guiri”, comentarse a si mismo, una exclamación de alucine por correr por aquí, donde yo le replico que cuando vas a ver la Gran Vía para todos nosotros, toda su anchura inmesa para los locos de running... pasamos Callao km16:”Punto Madrid 2016” el sueño de una olimpiada... para bajar por Preciados, y es allí donde el corazón me palpa más, me encuentro con Ino a la altura de El Corte Ingles, la veo desde 30m, por lo que mi trote va dedicado a ella (no sabe que será parte activa de mi éxito en el tramo final...), paso a su altura y después de una fotografia en plena acción, paro 2seg y me marco un beso cariñoso. Ella sabe lo que he pasado, sobre todo los últimos días en ilusión y en nervios...

Pasamos la bella Puerta del Sol, con una batucada de fondo, en las cercanias de la Real Casa de Correos, pienso en lo que me comentaron dias pasados Jose Manuel y Jose, sobre la sensación de “flotar” a su paso... sin duda alguna lo mejor del recorrido, callejear por todo el Madrid centrico, turístico, bello... Calle Mayor, Palacio Real, subida a Bailen, Ferraz... mi cuerpo actua solo, no tengo que cambiar de ritmos ni nada, pasamos por el km20 en el Pº de la Florida en similar parcial 56.12, sigo pensando en acabar, ya pasada la media en 1h58.36. Empiezo a contar para atrás, empiezo a pensar lo que me queda, vemos pasar a la altura de Principe Pio, el globo de las 4h, y es allí donde Diego con un toque de entusiasmo fundado, decide seguirlo, yo a lo mio, no decido forzar, no quiero forzar, así que le pierdo enseguida en la bajada a la Casa de Campo. Mucha gente en éste punto, decido pensar egoístamente, que todos los ánimos son para mí, jeje, que iluso; empiezo a notar y a sentir los kilómetros en la inclusión a éste pulmón que tenemos los madrileños.

Comienza la parte heroica, empiezan las molestias algo serias, km24 decido parar a estirar, noto como los isquiotibiales cada paso que doy como se clavan, (Paco Montoro, que razón tenias y no te hice caso...) nunca realicé mas de 21km en entrenos... nunca y el cuerpo es sabio. Después de unos estiramientos, ando unos segundo a ver como se recupera los musculos de mis piernas, vuelvo a corretear, bajo algo mas el ritmo, no quiero quedarme en el camino, parece que los “isquio” vuelven a su punto, mas o menos, paro a echar reflex, esto sería habitual ya en los kilómetros siguientes, aparte noto molestias digestivas, que por momentos me hace llegar a agobiar.

Todo se junta, la heroicidad es grande pero uno no lo elige, o no quiere elegirla, llega, se sufre, se aguanta y punto, solo mi moral por terminar es clave, y será clave, mi entreno mental así me lo dice. Me encuentro con Ino en el km29. ya subiendo a la parte alta del Lago, mi rostro ya indica sufrimiento moderado, con mi talante frio. Creo que Ino nota en mí con una mirada que necesito ayuda, si la necesito. Por que aunque parece que he pasado esos kms un poco dubitativos, necesito un empujon, y Ino se pone manos a la obra en la parte sicológica, me da una ración de ánimos y corre a mi lado durante unos 400m, me ve sufrido, no le comento nada de mis molestias para no preocuparla, pero es evidente que ella ve en mi trote y en mi cara que algo empieza a fallar. Km30 parcial 1h01.37 en éstos últimos 10km para llevar 2h53.54 a falta de 12km.

Es en esa cuesta donde adelantamos a Jose, que había decidido parar en esa parte de subida, le pasamos, pienso en parar para continuar conjuntamente en éstos momentos de ápuros, pero me digo que quiero sufrir, no rendirme, batallar con mis molestias, y parece que remiten por momentos, aunque mis molestias digestivas me tienen preocupados. A parte de que el calor va subiendo por momentos...A mi querida Ino, la digo que paré que ya nos veriamos en el km37 (o eso esperaba), ya pasado éste tramo durillo bajamos por la Avda Portugal para encarar el Pº la Ermita, --que de gente, dios mio--, gente dentro y gente fuera, esto es increíble, ellos y solo ellos con sus delicados ánimos, son los que tiran de mí por momentos, ya no encuentro tranquilidad, veo que el cuerpo ha dicho basta; en mi interior alguién me dice, por que te confiastes?? Los entrenos largos, que?? A todo esto le contesto en ésta charla conmigo mismo, que me lo merezco, que así aprendo... que si soy debutante pues eso, debuto para lo bueno pero tambien para lo malo, y éstos momentos van en el guión...

Km32. punto clave, vuelvo a parar, necesito recuperar, ando unos 300m, me encuentro confuso, me encuentro molesto, mis “isquios” van fatal, noto pinchazos... El famoso Muro? El Sr. Del Mazo? O acaso falta de kilómetros? (los últimos 10km en 1h16) No sé, para entonces yo ya contaba hacia atrás, me quedan 10,9,8...pero claro los kms cada vez duraban mas, estaba en un autentico infierno fisico, solo mi mente al paso del 34 decide mirar al frente y decirme “vamos coño, ya lo tienes, menos de 8km”,”ya lo tengo, venga vamos...”, acontinuación de animarme con falsas esperanzas...Ni lo pienso voy a un Bar, necesito evacuar, me encuentro fatal, tengo ganas de llorar por mi mala suerte, todo se juntaba “joder”, son 5 min... pienso que realmente cuando salga no podré seguir. Pienso en que mi debilidad se consumia por instantes, que ya no podría dar un paso. Pero me hago el fuerte, me como el tarro en el WC, hablo, me ánimo, pienso que el Maratón conlleva todo esto, que el guión está escrito, y que ya lo sabía que podría ocurrir...

Salgo y a correr, ni pienso en estirar ni nada después de éste parón, hace muchísimo calor, otro enemigo que me rodea, aprieto mi gorra cercana a mis ojos, como queriéndome ocultar de todos... a todo esto veo una Ambulancia del Samur en el 36, parece serio la cosa con un corredor o corredora, me alarmo, pienso que necesidad hay... me acuerdo de mis padres, de Ino, de porque forzar al cuerpo... mis problemas eran fisicos, pero el corazón me latia muy bien, y mi rabia era, que los “isquios” no iban,solo eso, que ya es bastante, después de haber pasado los problemas digestivos.

Correteo éstos kilómetros pensando en el final, y sobre todo en la entrega a Ino en el km37 de mi cuerpo a su ayuda moral, ya tengo claro que voy a terminar, lo tengo seguro, pero quiero acabar corriendo, a su altura vuelvo a parar unos metros, ella me aclama con ánimos, me da un Aquarius extra (cogí en todos los puestos).

Es allí donde como cualquier declaración de amor, decido en mitad de la muchedumbre, hacerle ésa declaración “gracias Ino, te quiero”, por momentos me emociono, y yo creo que mi sufrimiento se bebe hasta las lagrimas... son momentos emocionales muy tocados pero donde una persona reconoce el apoyo de la otra. Ella sabe en éstos 2 años, que este día era muy importante para mí. La oigo gritar, animar, con su mochila acuestas, solo tiene ojos para su “campeon”, sufrido campeon... subimos el tramo duro de la subida de Mendez Alvaro a Atocha (bueno ya todos me parecen así) el ritmo es muy lento.

Como sabía que Ino iba a ser parte activa de éste mi primer Maratón!!, si bien es verdad que hasta última hora decidimos que no iba correr... pero ella es así, cosa que se lo agradezco infinitamente. Intuía que el final era cuestión de ella, y así fue. El calor es tremendo ya no puedo, me echo todos los liquidos posibles por la cara y cuerpo, vamos adelantando a “cadáveres”, que andan mas muertos que yo, pero que terminaran, vemos en Atocha a otro que necesita ayuda sanitaria, un enfermero le levanta las piernas...

Km39. de nuevo paro, decido relajar mis piernas, para encarar los ultimos 3 en subida por Menéndez Pelayo, quiero correr esos últimos kilómetros, hay que terminar corriendo... Nos encontramos con Carlos, me comentó que iría a verme en ese punto, y decidé engancharse a la carrera, pasamos a la altura de un indicador de “Sonrie para la foto” de MARCA, pero ya no tengo ningún gesto, solo me queda la emocionante entrada en la pasarela de El Retiro.

Mientras Carlos se va a meta para coger posiciones...Ino y yo corremos los últimos metros, por momentos de la mano, que emocionante “me hubiera gustado haberme declarado de nuevo...” pero en la entrada a El Retiro, una persona de la Organización le dice que no puede entrar por ese tramo, que se apartara, aunque lo entendiera, me dio rabia. Y fue allí... donde las emociones se palpaban, miles de gentes llegadas o por llegar, miles de gentes, de familia...que emocionante, ya miraba al frente, sacaba fuerzas de flaqueza, mi rabia salía a flote, corri ya te digo que corrí en esos ultimos casí 200m, cogí el mejor ritmo de crucero de toda la carrera, el orgullo estaba tocado, pero estaba feliz, ya lo tenía, ya me sentía Maratoniano, éra un galón más a mi corta carrera deportiva. Ya el sufrimiento me daba igual, estaba muy feliz, y como cualquier campeon, levanté mis brazos en señal de victoria, lo había logrado, mi estreno éra un echo. El tiempo 4h22.38.

“soy maratoniano”.

Una vez cruzado la meta con los brazos levantados, pienso que lo logre, que el “ser maratoniano” incluía todo esto. Por momentos me creo un superhéroe, solo mis calambres de llegada, me hace reaccionar en mi subconsciente y pensar que vaya calvario he llevado en algunos kilómetros. Pero la moral está arriba, fuerte, luego estiro, bebo mas liquido, enormes rodajas de Sandia, hasta alguna cerveza... las piernas están jodidas... solo me queda el encuentro con la verdadera artífice de el tramo final y de que llegara animado, jodido pero super animado. Tanta gente me hace no localizarla con facilidad, no encuentro a Jose, ni a Diego, me entero después de que Jose ha hecho 4h21 y que el otro debutante Diego ha bajado de 4h, acabando en 3h56 todo un éxito para éste joven maratoniano.

Todo lo pasado, se asemeja en bastante a lo previsto, a lo leido durante un tiempo de mis amigos blogueros en el día de su debut, en el día de su “primer”... Euforia, Sufrimiento, Emoción... El otro día, el día después, pude ver un documental referido a todas estas emociones, en el blog de nuestra amiga Ana Espirulina, y reconozco que volví a emocionarme, que real y que cierto, pero que satisfactorio que es el conjunto de todas éstas sensaciones.

Comida en “Casa Santoña”.






Camino del Restaurante en

las cercanias de El Retiro, tenía lugar “el otro Maratón” muy bien planeada por Santi Palillo y Elmorea. De la soledad de la carrera, se pasaba a la reunión de unos cuantos amigos Blogueros, todos por conocer... y la verdad es que es fantastico ver a un grupo de locos maratonianos hablar de lo suyo... y de lo demas, jeje. Tuve la ocasión de saludar, ésta vez en persona a chicos/as que semanalmente suelo leer, con sus relatos de donde he aprendido muchísimo. Allí estaban Ana Espirulina, Sylvie, Slowpepe, Santi Palillo, Hita, Mayayo con Dallas, Elmorea con Encarni (éstos ya los conocía, los muy majos), Nekerun, Wild, Barney... fue una comida de agujetas muy emocionalmente necesaria. “Encantado de conoceros, muchachos, y nos vemos en otra, no?”.

Mientras yo ya pienso en la próxima...

Fin.

13 comentarios:

mayayo dijo...

Enhorabuena maratoniano!

Me ha gustado mucho tu crónica. Por momentos me he visto tambien a mi mismo penando por aquel Mapoma03...aunque tu lo has preparado con mucha mas cabeza. :-))

Bravo por ese apoyo logístico y moral con Ino, y seguro que nos vemos en mas carreras pronto.

Pablo Diaz dijo...

Felicitaciones Javier por tu debut en la distancia y por esa gran vivencia de emociones.

Me quedo con tu última frase: "Mientras yo ya pienso en la próxima" Nos pasa a todos... estaremos bien de la cabeza??!!

Un Abrazo y Me alegro de leer tu crónica!

Jaime... Running Like the Wind dijo...

Fenomenal tu cronica y genial por tu sueño hecho realidad. Yo también me quedo con la última frase...

Ciao,

Grimo runner dijo...

Enhorabuena, suena muy fuerte que a uno lo llamen maratoniano, pero tu ya lo eres, espero que yo llegue a conseguirlo algún día, me alegro mucho de tu triunfo, de verdad. Un abrazo.

antonio dijo...

Enhorabuena primero,por empezar tu relato acordante de uan persona que ya no estará con nosotros en otras carreras;ssegundo por acabar.
para mi fue también la primera participación y fue muy duro pero muy emocionante.
Lastima no saludarte ya que iba con los del globo de 4 horas por Principe Pio.
Saludos

Francisco Castaño dijo...

Felicidades por ese debut, me ha gustado tu crónica.

Ahora a por otro.

Saludos.

anita dijo...

mis felicitaciones!

en realidad, como ando medio perdida, no me habia dado cuenta que iba a ser tu debut en la distancia! y vi en el blog de mayayo la foto grupal, y vi que en ella estaba tu esposa, asi quie me di cuenta que la habias corrido...

un beso grande

Javier HG. dijo...

Agradecimientos compañeros.

MAYAYO, gracias Sergio, el apoyo vuestro tambien es importante, nos vemos.
PABLO, son vivencias que ya las conoces y que son tan importantes como el mismo Maratón, gracias.
JAIME, siempre hay una próxima para repetir emociones, gracias vecino.
GRIMO, seguro que sí lo logras, mucho apoyo y ya te queda menos compañero.
ANTONIO, no te conozco, no se quien eres pero gracias compañero de vivencias y apasionado de ésto del correr.
FRANCISCO CASTAÑO, gracias de veras, y seguro que el próximo te hago caso., ejejej. un saludo.
ANITA, gracias, por tu apoyo desde el otro lado del charco, esto de los blog es increible, saludos.

Joan Josep dijo...

Extraordinaria crónica, Javier.

Leiendo relatos de experiencias como la tuya me produce un gran respeto esa distancia pero a su vez una gran atracción.
Tengo ganas de vivir lo mismo que has experimentado. Quizás en un año.

Felicidades.

Un saludo.

Juan Carlos dijo...

Yo, solamente quiero decir que leyendo estas experiencias he sentido que el deporte es algo mas importante que la lucha por ganar, es una cuestión espiritual que satisface el espíritu y te llena de gozo y amor, por el simple hecho de luchar por conseguir metas importantes en esta vida de desaprensivos. God bless you.

Barney dijo...

bueeeeeno... ¡¡Que emocionante!!. Felicidades por ese estreno. Me ha encantado la crónica y todas esas sensaciones que vas describiendo al detalle. Me ha recordado mi primera Maratón en Sevilla y me has emocionado. Es verdad que la Maratón no es sólo una carrera... ya lo has comprobado. Ahora disfruta a tope de ese recuerdo que te va a acompañar muuuucho tiempo. Un abrazo

Paco Montoro dijo...

Hacía días que quería leer tu entrada, pero leerla tranquilo, para disfrutar mas sin duda de ese primer maratón tuyo. El maratón te puede castigar por muy entrenado que vayas, en tu caso te faltó esas tiradas largas, pero eso ya ha pasado a la historia, ya eres un maratoniano y sabes lo que es sufrir como tal...todos sufrimos algunos tardan tres horas y otros cinco, pero todos somos corredores de maratón.
Me quedo, entre otras cosas, con lo que dices a al final: mientras yo ya pienso en la próxima...

Mis felicitaciones Javier, corredor de maratón.

Tecolinha dijo...

Una crónica muy emocionante y emotiva.
Enhorabuena a los dos :-)
Un saludo