sábado, 5 de septiembre de 2009

XXXIII Carrera Pop. Pozorrubio Stgo. (Cuenca) (8,400m).


21 de Agosto de 2009.

Album de fotos.

Son muchas carreras las que llevo a cuestas desde Junio´06, ésta cumpliría la nº65, citas de 10km, medias maratones, maratones, mas duras, mas rápidas… pero sin duda alguna llevaba tiempo con ganas de correr ésta, que por el sitio donde es, no debería faltar nunca, veterana y humilde carrera. Pozorrubio de Stgo, pequeña villa Conquense de unos 500 habitantes en la comarca de la mancha alta, de la región Castellano-manchega. Lugar donde vió nacer a una hermosa mujer, Ino. Y que como es normal tanto cariño tengo hacia estas tierras y sus gentes.


La cita se daba en plenas vacaciones y

previas a las fiestas en honor a la Virgen de la Soledad, patrona de Pozorrubio, y que contaba con un primo de Ino como ilustre pregonero, Julián.


La disputa de la carrera, fué el viernes 21, en horario vespertino, y que conllevo un ligero retraso debido a las enormes temperaturas acaecidas en la zona, por encima de los 36º. Finalmente la Organización con buen criterio, decidió retrasarla a las 20h. Los cerca de 25 corredores que disputaríamos la misma, nos tocaría sufrir lo indecible en la parte de caminos, con un sol radiante en las 2 vueltas de paso.


Con un gran ambiente festivo, los que corríamos y los que no, ósea, los otros “cobardes”, se dio el bocinazo a cargo de Joaquín (sobri de Ino). Finalmente fué de la partida Julián, hermano de Ino, que llegó a tiempo para la disputa de éste querido evento deportivo. No iba a ser fácil mantener un ritmo alto, por el enorme calor.


Pronto se fueron haciendo algunos grupos, quitando el gran Salva (ganador de prueba), que salió disparado…yo me uní al grupo con Pedri, Diego, Davicillo, Jose Carlos y alguno mas…. enseguida éste último Jose Carlos “er pipas”, lanzó un ataque beneficioso en sus ritmos cotidianos. Enseguida pasamos por la Calle Progreso, donde me encontré con una animación espectacular, toda la familia de Ino, y que con sus griterios, me sentí mas reconfortado…pero sobre todo por esa manguera de agua fría caída sobre mi cuerpo….uffff, no llevábamos ni 1km, y la temperatura corporal era enorme.


En grupo seguíamos, tirando todos a la par, el ritmo no era alto, pero era el que era ante las circunstancias; subida por la Calle Soledad dirección a la Ermita de la Virgen de la Soledad, para luego caer por un desnivel al paraje de la Celadilla, ya por campo a través, giro a derechas para encarar un subidita, donde se puso a tirar Pedri, de una forma generosa con el grupo, yo seguía sus pasos con comodidad al ritmo marcado. Eso si el sol de justicia chocaba con nuestros rostros, de una manera criminal….agua, agua gritábamos…y que llegaba a la entrada al pueblo por su parte baja.


Subida por la calle Mesones, para desviarse por la Calle Patrocinio Muñoz, con un aceptable desnivel, hay quise dar un poco mas de vida a la subida, y que quizás fue algo que a mis compis de aventura no le fuera a la zaga, se conformaban con ir en grupito, por lo que me adelante unos metros al paso de meta en su primera vuelta, por unos momentos pensé bajar el ritmo para incorporarme de nuevo al grupo. Pero comprobé que ya no pegarían un cambio en el resto de la misma. Por lo que me fui solo toda la segunda vuelta, bueno en compañía del bochorno infernal que ya recibían mis venas en forma de cuchillos.


De nuevo paso por la calle Progreso, de nuevo ducha, y de nuevo el cariño de los míos, paso por contrameta, con la enorme animación de los otros “cobardes”. Mientras volvía a subir la calle Soledad, iba pensando, jooo…Ino tenía que estar aquí conmigo, en su pueblo, con su gente, y aquí al lado de su liebre…que pena de lesión en la cadera… en la "soledad" de un corredor de fondo siempre hay hueco para esos momentos de recuerdos para los míos, las piernas van a lo suyo, y la mente se distrae en dulces recuerdos.


Ya solo quedaban los últimos 2km, el sol de cara de nuevo, la senda se empina, los sudores caen, y el breve frescor del agua hace de contrapeso para todos los elementos. Ánimos previos de la Rosilla, al paso previo a meta, y ya la veo, la llegada, por fin….enorme jaleo, la plaza repleta con ganas de fiestas… cruzo la meta en 40´45 (4.51).


Antes había llegado Salva el sempiterno ganador local, seguido de un corredor de Villamayor, Valero, Jose Carlos, alguno otro que se me escapa. Luego después de mí llegaría el grupo con Pedri, Davicillo a la cabeza junto a otro gran runner como es Jaime, del cual mantuve una charla después de tanto tiempo de no coincidir en alguna. Luego Jose Enrique, una pareja desconocida para mi, Nico…y para cerrar la misma mi “cuñaaaao” Julian en compañía de otro pozorrubiero, ante el griterío de la multitud.


Por fin podiamos decir, que empiecen las fiestas de la Virgen de la Soledad 2009, que salga Julian, nos cuente con sus bellas palabras, un relato de lo que significa a todo aquel que haya nacido en ésta villa manchega.

1 comentario:

Ayuntamiento Pozorrubio dijo...

Hola Javier.
Felicitarte por este rincón, y permitirme recoger lo que considero una bonita aportación, e interesante crónica del marathón de Pozorrubio.
UN abrazo ea!.. y acabo de identificarte, jeje.
Cristina