sábado, 28 de febrero de 2009

IV Media Maratón de La Latina (Madrid).

22 de Febrero.
Aquí la clasificación.

Llegaba con ganas a ésta media maratón, ya no solo por que me gusta su recorrido, gran parte del mismo discurre por la Casa de Campo; si no también por terminar un ciclo de reingreso al mundo del running, después de la disputa del pasado Maratón de Donosti, y su posterior y ansiado descanso del mes de Diciembre. Un primer ciclo que aunque costó arrancar en los días de Enero, con apenas kilometrajes en las piernas; han ido aumentando en los posteriores entrenos.

[ Considero, y no se si estoy equivocado, que en ésta primera parte, la intención es poner a tono de nuevo la masa muscular, y tener unos suaves rodajes, intentando hacer alguno mas exigente a final de cada semana. Mi idea es “despertar” éstas piernas y éste cuerpo del letargo del “duro” invierno madrileño, donde la compañía de Ino ha sido digna de valorar.

Para ésta primera parte del año, he metido 4 citas ya repetidas del año pasado. Aunque con una climatología nada esperada. El Trofeo de Páris, con nieve en todo su recorrido, me sirvió para en una prueba de 10km, ver con apenas unos entrenos, como andaban las piernas de fuertes, a pesar del descanso; me encontré muy cómodo en su nevado recorrido. Luego probé con una tirada mas larga, en la Media de Getafe, recorrido llano; y donde me planté con apenas entrenos en ésa semana previa; pero que a pesar de todo fui de menos a mas, y acabé fuerte, lo que me dejaba satisfecho, para con mas y especifica preparación, pueda para ésta temporada bajar de la 1h37, como así me he planteado.

Luego las II leguas de la Chopera, buen recorrido y exigencias máximas y después de la nevada caída antes nuestros ojos. Donde a pesar de la dureza, quedé satisfecho por mi gran final, donde como paso en Getafe, los últimos kms fueron de gran velocidad de crucero. ]

Y para la cita de La Latina, quería llegar ya fortalecido por los últimos entrenos de fondo, donde es posible que me exigiera en exceso y una obligación para hacer un buen registro, no lo sé. Llegaba con ganas, me había impuesto la 1h40 o 1h42, en éste perfil exigente.

Próximamente incluiré un día mas a mis entrenos, con las “sufridas” series, y que tan importantes son para las mejoras en los ansiados objetivos (1h37 en media – 43´en 10km) esto entra en lo que podía llamar la parte central del ciclo cara al Objetivo Maratoniano. Para completar con un par de tiradas largas, en el mes previo de éste objetivo.

Como novedad ante ésta Media, el día antes, el pasado Sabado, sentí ganas de salir a trotar un poco; repito no se si es contraproducente; hice casi 6km, una vuelta por el parque y vuelta al Bº V Centenario, para volver al parque. Sobre 28min. Necesitaba salir.

Mañana fresca (3º) pero soleada, al despertar; idónea para mi gusto, por fin dejaría en casa todo el material “anticongelante”, por fin atleta de tirantes, jeje. Fuera Chubasquero de las últimas citas, ni guantes, ni braga al cuello y gorro. Pantalón corto y camiseta. Ya que últimamente parecía que llevaba algún disfraz carnavalero, por mis atuendos irreconocibles.

Descansé bien la noche anterior, por lo que ya pronto estábamos en pie, desayuno reposado y camino del Barrio de Aluche, barrio sureño madrileño, por donde se disputaría la prueba dentro del distrito de La Latina. Buscamos aparcamiento cercano a la salida, y solo nos quedaría coger el chip... y menos mal, ya que los dorsales por internet tenían una cola de aupa para la recogida, ante la cercanía de la hora de salida. Una vez en el centro comercial, vimos Ino y yo a Enrique, el próximo debutante Maratoniano, su bautizo se ejecutará en el Mapoma09.

Después de unos estiramientos, despedimos a Ino; para ubicarnos en el lugar de salida en la calle aledaña al Centro Comercial; la hora de salida las 10. Los cerca de los 2200 runners ya andábamos preparados. Por cierto record de participación y carrera que va a mas en su corto caminar solo en 4 años pasamos de 2000, es para valorar, entre la organización de AD.Corebo y el bello recorrido por donde circula.

Al salir en la parte trasera del “pelotón”, y a pesar de las avenidas iniciales, cuesta mantener un ritmo sin tener que regatear en los adelantamientos. Deseo suerte a Enrique, el se conforma con intentar bajar de 2h, ya que sus sufridas lesiones le ha dejado K.O. él ultimo año y medio. Yo avanzo en éstos primeros kms, por las calles y avenidas del barrio madrileño, llegando a estabilizar el ritmo ya por el km3. con un ritmo alto ya de primeras, en los multitudes de toboganes de la primera parte, antes de llegar a la Casa de Campo, km5, en 23.27; establezco durante 6km un ritmo de 4.36 clavado; la cosa va como esperaba, ritmo alto, miras alta cara a un buen tiempo en la segunda parte del recorrido algo mas exigente.

La primera parte engañaba en ocasiones, tenía tendencia a bajar, pero sus cortos pero duros toboganes, nos hacía mantenernos en alerta contra las emociones de seguir aumentando los ritmo. Era consciente de que mi cuerpo me pedía mas por momentos, pero esa 5 marcha que siempre achaco que no llego a meter, me dejaba mas tranquilo. Mucha gente en las calles a su paso por el barrio el lucero y ya la cercanía de entrada a la ansiada Casa de Campo, -“que bonito es correr así, esos alientos que fuerza que dan…”.

Entrada a la Casa de Campo, el pulmón verde de Madrid, lugar de disfrute dominical, tanto si haces deporte como si vas a dar un paseo al lago. Donde los coches pasan a un segundo plano y el olor a vegetación te hace mas saludable el estado anímico. Un gran tobogán nos hace descender hasta la cercanía de el Parque de Atracciones donde está situado el km10. Paso por la banda de paso en 47.04 (23.37 en éstos 5), similar ritmo fuerte como en la pasada II leguas de la Chopera; por lo que el objetivo estaba cumplido ahora a seguir con la marcheta.

Pero…como en toda carrera de largo recorrido siempre hay algún momento no deseado por todo corredor, y ésta vez iba a visitarme en forma de problemas digestivos; -“que rabia…”- me digo; al paso por un control liquido, tengo un leve atragantamiento desafortunado, y donde consigo casi deternerme para no llegar a mas… empiezo a esbozar una tos que me impide respirar bien. Aun así en un leve descenso bordeando el Lago, consigo o parece retener ese problema, pero no es así lo veo…km12, empieza la parte mas dura del recorrido y noto como llegan los problemas digestivos y desagradables, pienso en parar definitivamente… continuo por mi orgullo a no tirar la toalla, veo mi crono y me noto clavado, muy clavado, son ritmos cercanos a los 5.30, esto unido a los centenares de runners que pasan como balas a mi lado dándome la espalda…joder…mi gozo en un pozo… olvido por supuesto mi objetivo solo me queda terminar honrosamente.

Son momentos difíciles y en la parte mas dura del recorrido, la Casa de Campo se me hace larguisima, no cojo ninguna “rueda” acorde de posibilidades para el reenganche al ritmo mas vivo, -“voy clavado, ostias…” veo la rampa definitiva de salida del bello parque, vuelta a las calles del barrio, muchos ánimos de las aceras, aún así…nada, no hay nada que hacer, el ritmo ya lo perdí hace rato.

Ya solo queda terminar, son parciales que van aumentando en tiempo, 25.33 en el km15, y 27.18 hasta el 20, un autentico calvario… mis problemas ahí están no han ido a mas pero me encuentro a disgusto, incluso aparece una leve sensación a “flato”, nada que no hay nada que hacer… es entonces cuando veo una camiseta conocida, es un integrante del equipo Universitario del UC3Marathón, no le conozco pero me comentó Jose Manuel (baja a última hora) que iría un compi suyo, un tal Jorge Pleite, por lo que me acerco a él y me presento en medio del rosario de corredores abarcando las calles del Barrio, intento mantenerme junto a él, pero veo que el también va muy justito, quizás algo mas, por lo que levemente la inercia me hace alejarme de sus pasos (ya habrá mejor ocasión para conversar), son 2km los que quedan, y mi rabia se contiene a la vez que se rinde, la multitud se agolpa en las cercanías al Polideportivo de Aluche, nos espera un final en sus pistas de atletismo y que tanto nos gusta a los runner´s, triste de mí saco mi rabia y hago un sprint desesperado, como un gesto de intenciones de mi furia.

Resultado 1h45.53 (5.01), un autentico desastre, son 3seg mas que el año pasado y con distintas sensaciones. Pronto veo a Ino al cruzar la meta en un fondo en alto. No hay vuelta atrás, mi gran primera parte se nublo por el segundo tramo; ésta vez mis piernas llegaron cómodas pero mi cuerpo…

Espero mientras estiro un poco a la llegada de Enrique, que finalmente consigue su objetivo, 1h58.58, y muy buenas sensaciones.

En la Media de La Latina debuté en la distancia hace justo 2 años, es una carrera que me gusta, y prometo volver el año que viene, en parte también al trato que dan al corredor su agrupación; AD.Corebo.

6 comentarios:

Joan Josep dijo...

Eso no es un desastre Javier, solo un día malo. Ya verás como con unas series se solucione todo. Ánimo y pa alante.

Un saludo.

Paco Montoro dijo...

Nada de desastre, lo diste todo como corredor, ya habrá otras medias para buscar marca. Un abrazo

David Rodriguez Roures dijo...

Bueno como tu dices estas empezando y a lo este año cuesta algo mas que el anterior,seguramente añadirás esas series y empezaras a mejorar incluso mas rápido que otros años,de desastre nada,solo una carrera en la cual no ha salido lo esperado,esperemos que a la próxima salga mas de lo que esperes,un saludo.

Jaime N@v dijo...

Con lo dura que es y teniendo en cuenta los problemas… estoy con todos no es un desastre, simplemente un mal día, pero ya sabes que puedes hacerla mejor.

Una abrazo.

Pablo Diaz dijo...

A no preocuparse.

Siempre uno tiene malos momentos, malos entrenamientos o malas competencias.

Lo hermoso de este deporte es que pronto tendrás revancha!

Un Abrazo!

Barney dijo...

cuando se da todo en una carrera la palabra desastre no existe... Todo lo contrario: ¡¡felicidades!! simplemente ahora no es el momento de las marcas... como bien has dicho tendrás que ponerte con las series de ritmos controlados de todos los tamaños y colores...¡¡animo!! En 50 dias nos vemos. Saludos